Dieta de Esperma

Full_c4812606-92ae-4d36-877a-737fd7c1e4e5

Realmente son tan lascivas como gordas, ¡y mir! que son muy gordas!. Sus carnosas nalgas aplauden cada penetración, y sus enormes tetas repican al unisón como campanas, esperando a que la polla se deslice luego entre ellas. Por eso, ellas no necesitan de ninguna dieta, solo una dieta de esperma.