Tratamiento de Puños

Full_ffc89897-7f25-42a7-b371-98f5e9cf30e8

Al introducir su puÒo en el chocho de su enferma, la enfermera la convence enseguida de que sus necesidades de sexo no son malsanas. El médico le echa una mirada obscena a sus pacientes mas perversos: fetichistas, que vestidos de latex, sienten el mayor de los deseos mientras el sudor recorre todo su cuerpo; amas dominantes, que adiestran sin piedad a sus serviles esclavas; travestis, que hayan su plenitud vistiendo ropa de mujer. °Esta película te llevar· tan lejos como quiera tu insaciable apetito de sexo!